Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Psicología predictiva: una nueva etapa para la industria financiera

Todas las empresas luchan por la atención, las ventas e idealmente poder fidelizar a sus clientes.

La mayoría busca dar una “coima” al cliente, es decir, regalarle cosas, darle puntos y tantos asuntos que le llaman estrategia de “fidelización”, sin embargo, cuando un competidor ofrece algo mejor ese cliente cruza la calle inmediatamente ¿eso es fidelizar?

En el mundo de la industria financiera esto no es diferente. Con un mundo globalizado y las fintech transformando procesos y experiencias de cliente, ya no basta con cautivar o hacer grandes campañas de marketing, sino que es momento de ir más allá… o quizás podríamos decir que debemos ir “más adentro” de la mente de nuestros clientes.

Cada uno de nosotros no es su nivel de ingreso o estudio, su género o patrones de consumo. Somos más complejos que los datos demográficos, tenemos miedos, anhelos, una forma de descifrar las experiencias del día a día, que nos conducen a tomar las decisiones de una forma y no de otra.

Es decir, tenemos una psicología que nos es propia y la mayoría de las veces inconsciente, tanto a la persona, como obviamente a las empresas que buscan atender y satisfacer necesidades.

Ahí radica una oportunidad gigante de llevar la psicología predictiva al mundo financiero. De hecho, estudios como el realizado por la consultora McKinsey, mostró que las empresas que usan modelos psicológicos para conocer a sus clientes aumentan en un 30% la lealtad, en tanto Forrester (USA) encontró que con estos modelos se logra hasta un 40% mayor satisfacción del cliente.

Todo esto, al final del día, no solo mejora la relación entre las instituciones y sus clientes (o potenciales clientes) sino que también permite aumentar los resultados comerciales y satisfacer de mejor forma las necesidades, gustos e intenciones de cada persona que se vincula con los productos financieros y las instituciones que se los brindan.

Imagina que ya no recibes más spam de las grandes compañías o llamadas molestas de cosas que no te interesan y que solo destruyen valor, para comenzar a recibir solo aquello que se vincula contigo, con el lenguaje que te hace sentido, el canal que más te acomoda. Es decir, una experiencia personalizada a un nuevo nivel.

Justo esto fue lo que pensamos cuando creamos Hi Anny, una compañía que ayuda a las empresas del sector financiero a conocer la psicología detrás de sus clientes, gracias a algoritmos de psicología predictiva e inteligencia artificial, llegando a un nivel nunca antes visto de personalización y mejora de la experiencia entre institución y cliente.

El tema es simple, no se basa en los datos de siempre y mal segmentados, sino que en la psicología de cada cliente. ¿Para qué? vender más, fidelizar mejor y dar un valor único a los clientes que se busca satisfacer con sus productos y servicios, ofreciendo y atendiendo lo que mejor conversa con la mente y las emociones de cada persona.

¿Te imaginas que fueras atendido así de bien la próxima vez que interactúas con una empresa o un servicio financiero? Será cosa de tiempo que así sea, en esta industria y en otras.

Conversemos

5900 Balcones Drive, STE 4000 Austin, TX 78731, USA.

Newsletter

Isaías Sharon Jirikils © 2024. All Rights Reserved.

Cart0
Cart0
Cart0