el-poder-de-la-confianza

El poder de la confianza

El poder de la confianza es enorme y muchas veces se nos olvida, sobre todo en países donde la desconfianza abunda y se ha naturalizado como una realidad dada e inamobible. 

La confianza es aquel acto psicoemocional que nos lleva a esperar que algo ocurra sin tener necesariamente pruebas o garantías. Es decir, es, en gran medida, un acto de fe ya que apuesta por algo en el futuro que no tenemos como estar realmente seguros. 

Cuando la confianza se pierde esto nos lleva a tomar resguardo porque comenzamos a vivir en entorno que nos parece inhóspito y peligroso. Cuando siento que el vecino, el gobierno, las empresas, mi trabajo y cualquier desconocido tiene algo que esconde, un deseo oculto y peligroso que en cualquier momento puede atentar contra mi o mis intereses, entonces la confianza social se desvanece.

¿Cuál es el problema de esto? muy sencillo, que entonces vivimos a la defensiva, con temor de compartir, de creer en otras personas o instituciones, comenzamos a tomar decisiones que se enfocan en la protección más que en la creación y comenzamos a poner nuestro foco y nuestra energía en cuidar el metro cuadrado de un mundo repleto de peligros inminentes, en vez de poner nuestra energía, tiempo y pasión a crear proyectos que nos llenen de satisfacciones y hagan de nuestra vida algo mejor. 

La magía de la confianza es poder bajar las barreras del miedo para abrirnos a la oportunidad del amor, y aunque esto pueda parecer “cursi”, lo cierto es que cuando nos amamos a nosotros mismos las cosas mejoran, cuando amamos nuestro trabajo somos más creativos y productivos, cuando amamos a quienes nos rodean tenemos una mejor calidad de vida, menos enfermedades físicas y mentales y una red que nos da soporte en los buenos y malos momentos de la vida. 

Aprender a confiar y construir entornos en que podamos creer que confiar es un acto iluso sino que un acto humano tan necesario como razonable, es un desafío que nos ayudará a poder crecer de mejor forma, a sentir que nuestra vida tiene un nuevo sabor y en última instancia a sentirnos más tranquilos. 

Dar el paso no es sencillo, lo sé. Pero realmente creo que es tan necesario para cada uno de nosotros y para quienes nos rodean que vale la pena bajar las barreras y salir a conocer y disfrutar el poder de la confianza. 

Comments are closed.