Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Claves para una organización del siglo XXI

Son tantos los cambios y la forma en que se han sucedido durante los últimos años, que el mundo está buscando incansablemente innovar y construir organizaciones para esta nueva época.

 

Sin embargo, ¿Cuáles son las claves para una organización del siglo XXI?

 

En HPI International nos estamos tomando muy en serio este tipo de preguntas y creemos que esto requiere una nueva mirada y además, como cada nueva innovación, arriesgarse a implementar nuevos modelos que ayuden a reconocer lo que funciona y lo que no.

 

Si bien esto está en constante construcción y seguirá cambiando, quisiera compartir contigo lo que estamos haciendo y la visión que tenemos de este futuro que ya ha llegado.

 

Flexibilidad y adaptabilidad bidireccionales

Desde hace años que se habla de la necesidad de más flexibilidad y de desarrollar estas habilidades en los colaboradores, pero debemos darle un entendimiento más amplio a esta idea.

 

Para este nuevo siglo necesitamos personas flexibles y adaptables, pero también organizaciones, liderazgos y entornos que se adapten al colaborador.

 

Desde ofrecer flexibilidad horaria y geográfica, hasta poder experimentar en diferentes posiciones y desafíos dentro de la organización.

 

Ajustar el trabajo al momento de la vida del colaborador y no sólo pedirle al empleado que ajuste su vida personal y familiar a lo que el trabajo quisiera.

 

Serán aquellas organizaciones más flexibles y adaptativas bidireccionalmente las que mejor podrán hacer frente a los desafíos del nuevo siglo.

 

Trabajo híbrido y global

La pandemia nos mostró que podemos operar, en muchísimas organizaciones, de forma totalmente remota, pero también dejó en evidencia la enorme necesidad que tenemos de socializar e interactuar con otras personas, al punto que los problemas de salud mental se dispararon enormemente.

 

El trabajo híbrido permite, de mejor manera, compatibilizar ambas cosas, entregando más y mejores alternativas para cubrir las necesidades emocionales, psicológicas y productivas, tanto de los colaboradores como también de los colaborares.

Sin embargo, esto irá más allá, avanzando a modelos híbridos y globales, es decir, la posibilidad de participar de entornos presenciales desde diferentes lugares del mundo, haciendo más cerca la posibilidad de tener experiencias internacionales, pasantías culturales o compatibilizar proyectos personales con un trabajo dinámico, cercano y con fuerte cultura.

Una cultura que come procesos

Como dice el famoso dicho: “la cultura come procesos” haciendo alusión a que ésta siempre es más poderosa que los procedimientos que podamos crear en una organización.

Por esa razón, las empresas deben invertir tiempo y recursos en construir una cultura fuerte que les ayude a cumplir con su misión y visión, en vez de seguir haciendo grandes esfuerzos en la estandarización de procesos.

Si la cultura es la correcta para esa institución y su actividad, los procesos surgirán de manera más natural, como consecuencia de sus valores, creencias y competencias individuales y colectivas.

Las empresas de este nuevo siglo tienen una “forma de ser” poderosa. No tienen sólo una planificación estratégica, sino que logran convertirse en verdaderas causas de las cuales poder enamorarse, adherir y comprometerse profundamente.

Estas son solo algunas claves para organizaciones del siglo XXI y son algunos de los pilares que estamos implementando y viviendo directamente al interior de HPI International. Pero eso no es todo.

Temas como diversas e inclusión, innovación como core de negocio, construcción de negocios en redes de colaboración internacional, entre otras, creo que son y serán ejes para este nuevo tiempo que nos tocará protagonizar.

Conversemos

5900 Balcones Drive, STE 4000 Austin, TX 78731, USA.

Newsletter

Isaías Sharon Jirikils © 2023. All Rights Reserved.

Cart0
Cart0
Cart0