31 May

¿Cómo vivir con propósito?

Hace ya cinco años, cuando estaba con un cáncer avanzado y solo con 27 años, pensé largos días sobre cómo vivir con propósito, cómo hacer algo que le diera sentido a mis días, fueran estos pocos o quizás muchos por delante. Fue en esa búsqueda interna y apoyado por mis familiares y amigos, que fui sacando algunas lecciones personales que tal vez hagan sentido a muchos otros.

 

He tenido la suerte de compartir con miles de personas en diversos países, dando charlas, dictando programas de formación, realizando acompañamientos en coaching integrativo, etc. Y he tenido la bendición de ver cómo otros también encuentran ese propósito que buscaban para su día a día. Pero seguramente te ha pasado y has visto como muchas personas siguen en esa búsqueda sin encontrar lo que realmente necesitan, sin darse cuenta de lo valioso en sus vidas. Personas exitosas a los ojos de los demás, que sienten su vida vacía y sin sentido, ¿cómo es eso posible?.

 

Hay cinco claves que a mí me ayudaron a ganar la batalla contra el cáncer, y también a transformar mi vida, a pasar de estar enfermo a estar sano, de pasar de estar solo a construir una hermosa familia, a dejar atrás un trabajo estresante y encontrar pasión en lo que hago, de vivir en la escasez a vivir en la abundancia, y todo eso no fue mágico, pero lo mejor es que está en cada uno poder encontrar aquello que te mueve, te potencia y te lleva más lejos.

 

Estas cinco claves para me ayudaron a transformar mi vida y que he podido ver cómo funcionan en cientos de otros, las quiero compartir brevemente contigo hoy, y son las siguientes:

 

1. Se optimista: todo el mundo dice que hay que sonreírle a la vida y poner buena actitud. No solo tienen razón, sino que no dicen que hay que ser optimista con el potencial interior. Me refiero a creer positivamente que las cosas saldrán bien y que nosotros creceremos y encontraremos la madurez para lo que deseamos. Recuerda que nada se construyó de la noche a la mañana, hasta Dios necesitó tiempo para crear el mundo.

 

2. Vive con gratitud: ser mal agradecido no solo es falta de educación, sino que es cortar el flujo de natural de las cosas. Cuando doy gracias por lo bueno, por lo malo y por lo que no esperaba, lo que me digo internamente es que estoy listo para recibir también lo que busco, para aprender cosas nuevas y evolucionar.

 

3. Se generoso: La manera de crear círculos virtuosos es que lo bueno fluya y corra hacia otros. No acumules ni ganes solo, comparte, da tiempo, cariño, dinero, da lo mejor que puedas y tengas. Cuando damos nos decimos que tenemos y generamos abundancia en nuestra mente, y esto la ciencia también lo confirma.

 

4. Consigue un propósito: encuentra en tu interior una causa que te movilice, algo que te haga sentir que vale la pena cualquier esfuerzo, que no sea una carga realizarlo aunque las cosas no sean simples. No busques lo fácil, tampoco lo difícil, sino que elige aquello que te convence plenamente y sientes que vale cualquier esfuerzo.

 

4. Ejecuta tus sueños: la mayoría de las personas sueñan cosas para sí mismos y fantasean con tener una vida diferente, pero son pocos los que trabajan día a día para construir sus sueños. No pienses que con los cuatro puntos anteriores las cosas cambiarán solas, serán el piso necesario para que tu acción constante te brinde un resultado extraordinario.

 

Estas cosas me han ayudado a cambiar mi vida de manera radical y confío que a ti te pueden servir.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *