15 Dic

8 consejos para planificar las metas de fin de año

Se acerca el fin de año y es el momento de hacer cálculos, revisar nuestros logros y volver a pensar las metas que nos plantearemos para el próximo periodo. Pero ¿cómo hacerlo?, para lograr diseñar las mejores metas antes que termine el año, acá hay ocho recomendaciones:

  1. Metas desafiantes: es fundamental que los objetivos que nos fijemos nos desafíen y nos lleven a dar lo mejor de nosotros, impulsen nuestra motivación y de esa manera nos ayuden a potenciarnos y seguir avanzando.
  1. Procura que sean realistas: esta dimensión debe ir siempre de la mano del punto anterior. Pues mientras lo desafiante nos motiva, lo realista nos muestra que es posible conseguirlo. En la medida que tengamos ambas consideraciones tendremos metas mejores para nosotros mismos.
  1. Prioriza: la moda de los “multi-tareas” como algo positivo y moderno es una manera de complicar nuestro logro de metas. Prioriza entre lo urgente y lo importante para abordar una meta a la vez, como dice el dicho: “mejor pájaro en mano, que cien volando”.
  1. Define metas que hablen de ti: muchas personas establecen sus metas y objetivos utilizando criterios aceptables socialmente o muy deseables por los demás, pero olvidan pensar si esas metas realmente son coherentes con sus valores y creencias personales. Una meta que te motiva y potencia es una que habla de quien eres.
  1. Asegúrate de medir tu avance: una diferencia entre una meta y un deseo, es que la primera es medible, por lo tanto es posible saber si vamos en buen camino, ya llegamos o nos hemos perdido en el trayecto. Mide tus logros para encontrar más motivación e impulsar los próximos pasos.
  1. Sé específico en lo que quieres: Es usual que las personas definimos algunos objetivos de manera ambigua y con conceptos generales, como son la felicidad, el éxito, etc. Si quieres tener buenas metas entonces es importante que seas específico y muy preciso con tu lenguaje, eso te ayudará a afinar el norte y llegar a destino.
  1. Define siempre en positivo: Las metas que plantean lo que no se quiere o se desea evitar generan menos motivación que aquellas vinculadas al logro en positivo. Revisa tus objetivos y formulados hacia lo que quieres y no lo que deseas evitar y observa como cambian los resultados.
  1. Actúa ahora: es importante que una vez hayas realizado los puntos anteriores tomes acciones concretas, en días y horarios establecidos. Entre antes inicies mejor serán tus resultados, así que ponte manos a la obra ya mismo.

Como vez, con estos simples criterios y recomendaciones podrás definir mejor tus metas de fin de año, y las que quieras lograr el año próximo. Encuentra en tu interior lo que verdaderamente deseas para ti y comienza ya a construir tus objetivos de una manera motivante, medible y sostenible en el tiempo.

Te invito a traducir en acciones tus metas y convertirlas en un hábito para que logres todo aquello que te propongas. Mucho éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *